• efigie-acl

    La efigie de cera

    José Bethencourt Padilla
    Descargar libro en PDF

  • José Bethencourt Padilla nace en Agulo (La Gomera) en 1896. Estudia en la Universidad de La Laguna donde funda y dirige la revista La Voz de Junonia, publicación realizada por estudiantes gomeros y financiada por los emigrantes gomeros a Venezuela.
    Pasa una temporada en Cuba y, a su regreso colabora con diferentes periódicos escribiendo artículos de alto contenido crítico contra la clase caciquil gomera.
    Mantiene contacto con los responsables de la revista La Rosa de los Vientos, aunque su escritura, sobre todo su poesía no es vanguardista sino que se inscribe dentro del movimiento llamado “Escuela Regionalista de La Laguna”En 1926 publica su novela corta La efigie de cera.
    Muere en Santa Cruz de Tenerife en 1981.

En el año 2005 Ediciones Idea publica el libro que con el título Tu voz, un eco, reúne toda su obra poética.

La efigie de cera, a la que el propio autor califica de novela de amor y misterio tiene como argumento central el amor de Ernesto, un estudiante y Ardosalva, una bella muchacha que, junto a su hermana, es prostituida por su propia madre, a base de hechizos en los que como elemento fundamental se encuentra la efigie de cera que es encontrada, por casualidad, por el propio Ernesto, y cuyo misterio no se le desvelará hasta el final. Ernesto, al enterarse de la verdad sobre Ardosalva la rechaza, a pesar del amor que siente por ella. Solo al final, tal vez demasiado tarde, el amor redime a ambos.

La novela de influencia romántica en cuanto a la adecuación de los ambientes al estado de ánimo de los protagonistas, en la que la noche y el misterio tienen un singular protagonismo, es también un relejo de las ideas teosóficas del autor, lo que observamos en muchas reflexiones del propio narrador en las que se trasluce su idea de la necesidad de que el hombre deseche el mal para que “pueda disfrutar de la Vida, allá en el Astral, ese otro plano de materia más sutil…”, algo que concuerda con los principios básicos de la teosofía.

Una novela en la que las emociones y las pasiones están presentes en toda la obra.

Como dice el autor de su postfacio, Atilano Santos: “La efigie de cera es una novela de emoción e interés….Es un flujo y reflujo de ese mar inmenso de las pasiones…”.