Situación de la poesía en Madeira

Coordinación de Leonor Martins Coelho

Irene Lucília Andrade: una voz literaria inconfundible,
por Leonor Martins Coelho

Con una vida dedicada a la enseñanza de las artes plásticas y visuales en Madeira, Irene Lucília Andrade ha desarrollado, paralelamente, una obra poética y de ficción relevante. Inició su carrera literaria en 1968, con el libro de poesía Hora Imóvel. Recientemente, Irene Lucília –como es cariñosamente conocida en Madeira- se encaminó hacia la escritura diarística, al publicar Um lugar para os días (2013). En poesía, además de varias participaciones en el proyecto colectivo Ilha (1979, 1991, 1995 y 2008), también podemos señalar O Pé Dentro d’Agua (1980), Ilha que é Gente (1986), A Mâo que Amansa os Frutos (1991), Estrada de un Dia Só (1995), Protesto e Canto de Atena (2001) y Água de Mel e Manacá (2002). Es igualmente autora de letras de canciones grabadas o inéditas. Dio a la imprenta dos obras narrativas de largo aliento: Angélica ou a sua Espécie (1993), una novela de formación, y Porque me Lembrei dos Cisnes (2000), una novela epistolar de madurez. Irene Lucília ha cultivado, también, la narrativa breve. Publicó Histórias que o Vento conta (1979) para el público infantil y tiene cuentos dispersos en varias revistas y antologías, tales como Récits Contemporains de Mádere (1997), una antología bilingüe coordinada por Thierry Proença dos Santos, Contos Madeirenses (2005), organizada por Nelson Veríssimo, o Nostalgia dei Giorni Atlantici, preparada por António Fournier y publicada en Turín en 2005. En su narrativa memorialística, A Penteada ou o Fim do Caminho (2004), Crónica da Cidade Anónima y À hora do Tordo (2008), Irene Lucília nos ofrece relatos de vida, ya sea sobre gentes que ella conoció o sobre su propia vida. Esos textos se configuran entre el testimonio, la evocación y la perspectiva reflexiva. Falta, finalmente, indicar los textos breves sobre lecciones de vida que sustentaron, durante muchos años, la sección “Da Fábula… ao Mote”, inserta en la revista cultural Margem 2, de la Cámara Municipal de Funchal. Esas “lecciones”, con claro tenor ontológico y filosófico, fueron reunidas en el libro epónimo Da Fábula… ao Mote (2011).

Los temas de sus libros giran, por regla general, en torno a la problemática de la insularidad, la memoria de la infancia y de la juventud que le dictan la urgencia de rescatar gentes y hechos olvidados, y sobre la importancia de los viajes en el proceso de formación y apertura al Otro. Así, nos encontramos con una geografía de afectos donde el microcosmos insular instaura el diálogo no solamente con tiempos pasados, sino, también, con una época globalizadora, encorsetada y atónita.

IRENE LUCILIA

Añádase, además, que el diálogo con otras artes e intelectuales relevantes nacionales o extranjeros, ya sea en los dominios de la pintura o del cine, de la canción o de la literatura, viene a subrayar la vertiente poliédrica de su escritura. En efecto, la producción luciliana vendrá a destacar los tópicos ligados al paisaje insular ignorado por los grandes centros literarios: el menosprecio por los escritores “locales” y un cierto letargo cultural que parece definir las periferias. Incluso, la crítica a los excesos realizados en nombre del progreso del pueblo que tocaron a la Región Autónoma de Madeira, la desorganización que el país conoce y la defensa de una “gramática de lo humano” son también directrices a tener en cuenta. Del mismo modo, es de destacar la urgencia de la escritura que, desde muy temprano, la motivó, convirtiéndose en un modo de entender el mundo y de participar en él, actuando a través de la palabra. Atenta al medio que la rodea, escrutadora de la realidad del mundo moderno, cuestionadora de la función del intelectual, en general, y del escritor, en particular, Irene Lucília Andrade crea a lo largo de su obra un efecto de continuum y, en esa relación intertextual, elabora una poética propia: a veces inclinada hacia el registro memorialístico que rescata tiempos pasados de entendimiento y sociabilidad humanizadora, otras inclinada hacia relatos de vida y participación identitária y cultural, otras hacia los interrogantes que plantea la megalomanía y la homogenización de los tiempos actuales y otras veces tiende hacia la introspección y el análisis que busca cuestionar la Isla y el Mundo, su propio devenir y lugar –como mujer, como escritora y como pensadora-.

A punto de conmemorar cincuenta años de carrera artística y literaria, la escritora Irene Lucília merece, desde nuestro punto de vista, ser conocida en el espacio cultural atlántico. Destacamos a continuación algunos fragmentos de su obra como invitación al lector a apreciar su escritura y formarse así su propia opinión.

[Traducción de Víctor Álamo de la Rosa]

 

Siguiente página → 1 2 3 4 5